Un rincón para sentir el cine.

Black Swan: hermosa y siniesta..

Publicado el 12 de febrero de 2011 en CRÍTICAS, PELÍCULAS RECOMENDADAS, ESTRENOS.

Quizá el siguiente comentario encienda el debate, pero la intención es esa: La actuación de Natalie Portman en Black Swan es, sin duda, la mejor de su carrera hasta ahora. Muchos talvez refuten tal afirmanción indicando a Leon: el profesional, Closer, V de Vendetta o hasta el cortometraje Hotel Chevalier como competencias a Black Swan. Pero no hay comparación que valga. Natalie Portman llegó a la cúspide de su carrera con esta oscura cinta. ¿O alguien lo duda?

La última película de Darren Aronofsky es una obra de confirmaciones. Primero está, cómo ya argumenté en el primer párrafo, la consolidación de una actriz con gran talento. Muchos creen que Natalie no es de las mejores actrices de Hollywood, pero con esta cinta, dudo que sigan descreditándola. Segundo tenemos la gratísima revelación de una actriz con enorme potencial y, con seguridad, de gran proyección. Estoy hablando de Mila Kunis, la coprotagonista de Black Swan tiene muchas películas a sus espaldas, sí, pero todas ellas de poca relevancia y talento. Y tercero, la confirmación de Aronofsky como uno de los mejores directores de su generación. Se ve difícil que supere esta obra; el propio director la ha catalogado como ‘perfecta’.

Pero bueno, después de tantas alabanzas -justificadas- empecemos a hablar de Black Swan en su conjunto. ¿Qué convierte a esta cinta en una obra maestra y firme candidata a llevarse  mínimo dos estatuillas el próximo domingo 27? Además de las impecables actuaciones, debemos hablar de la historia: la bailarina Nina -Portman- de una prestigiosa compañía de ballet es elegida como la protagonista para una nueva versión de El lago de los cisnes del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky que narra la historia de dos cisnes, el blanco, puro y perfecto; y el negro,  más carnal y desequilibrado, en el que el primero se suicida después de que su amor elige a su gemela.

A partir de ahí comienza una obsesiva lucha de Nina por convertirse en el cisne negro. El cisne blanco lo consigue a la perfección.  Es, precisamente, en este proceso de conversión que el director aborda características comunes en cualquier ser humano como la ambición por conseguir el éxito, la envidia o el sacrificio. Todas, peculiaridades del género humano.

Además de la historia, tenemos la perfecta puesta en escena. Aronofsky logra involucrarnos en la cinta con un sinnúmero de planos cerrados, que permiten seguir de cerca a las protagonistas. Hay un gran trabajo detrás de la película: la banda sonora, el preciso y sincronizado trabajo coreográfico y la iluminación proporcionan un ambiente sombrío y de suspenso. Características similares que también posee Requiem for a dream o El Luchador,  en el que los personajes están en decadencia, son inestables y permanecen rodeados de ambientes oscuros e inciertos.

Finalmente, destacar la última escena del filme en el que Aronofsky utiliza con gran maestría el climax, recurso narrativo que deja al espectador satisfecho y, a la vez, perplejo. Black Swan es un thriller psicológico hermoso y siniestro. Una película que recordarán por mucho tiempo. Imprescindible.

PD: Prepárense para ver recogiendo a Natalie Portman el Oscar como mejor actriz.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s