Un rincón para sentir el cine.

Carancho se debate entre el amor y el drama social..

Publicado el 11 de febrero de 2011 en CRÍTICAS, PELÍCULAS RECOMENDADAS.

El director argentino, Pablo Trapero, realiza una acertada analogía para dar título a su última película: Carancho. El carancho es un ave rapaz que se caracteriza por alimentarse de animales que han sido atropellados en las carreteras. La misma conducta la tienen los personajes de este duro y frenético largometraje.

El filme, protagonizado por Ricardo Darín -El secreto de sus ojos, Nueve Reinas- y Martina Gusman -Leonera- es una historia cruda, potente y románticamente dramática. Pablo Trapero nos revela con gran lucidez otra problemática social argentina y, con seguridad, de muchos otros países.

22 muertos por día. 683 por mes, más de 8.000 por año. 100.000 muertes en la última década. En Argentina, los accidentes de tránsito son la principal causa de muerte en menores de 35 años. Con estos datos el director nos introduce en esta crónica social y de amor llena de contrastes. Por un lado tenemos a Hector Sosa -Darín- un abogado sin licencia que se gana la vida con la muerte de otros; y por el otro lado está Luján Olivera -Gusman- una médico que trata de salvarlos. Los dos personajes se cruzan una noche y a partir de ahí se desarrolla una historia de amor y de lucha por la supervivencia. Una historia cercana y  verosímil.

Precisamente, es la verosimilitud una de las características más destacables de esta cinta. Trapero, fiel a su estilo, impregna a Carancho de un realismo impresionante, tal y como sucedía en su anterior película, Leonera. El director con planos cerrados nos acerca a la vida de los dos personajes protagónicos, logrando una espontánea empatía con el espectador.

Otra característica notable de la cinta es su propósito de denuncia. Además de revelarnos cómo actúan los carancheros, el director descubre toda una mafia detrás de ellos. Polícias, paramédicos, doctores. Todos están inmersos en este círculo de sangre y muerte.  Tan efectiva ha sido la denuncia que, a raíz de la exhibición del largometraje, el Congreso argentino ha elaborado el proyecto de ley anti-carancho.

Carancho: una historia que se debate entre la tragedia del amor y el drama social nos confirma a Pablo Trapero como un gran cronista de historias actuales. Imprescindible de ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s