Un rincón para sentir el cine.

The Social Network: ¿la red social de un antisocial?

Publicado el 22 de diciembre de 2010 en CRÍTICAS, PELÍCULAS RECOMENDADAS.

Suspicaz, inteligente y muy mordaz. De esta manera David Fincher nos revela a Mark Zuckerberg en la larga e intensa secuencia que abre el filme. Una charla, que pareciera ser irrelevante, trasciende y se convierte en el prolegómeno de una de las creaciones comunicacionales más importantes de este siglo: Facebook. Empieza La Red Social.

Pero, a diferencia de lo que muchos creen, la esencia de esta cinta no trata sobre Facebook. Sí es cierto que La Red Social relata el nacimiento de este emporio comunicacional, pero esa es tan sólo su máscara. En el interior descubrimos cuestiones con las que cualquier espectador se puede sentir identificado: las relaciones  humanas,  la amistad, la traición, la envidia, el poder del dinero. Todo esto es lo que le convierte, con justicia, en una película magistral y, casi con seguridad, en la película del año.

La Red Social está rodeada de contradicciones: Mark Zuckerberg crea uno de los inventos de la comunicación de mayor impacto en el mundo (pos) moderno. Un tipo frío, torpe con las mujeres y antisocial diseña Facebook, un lugar virtual donde la socialización es un medio y un fin.

David Fincher continúa. El pulso del filme es potente, te mantiene expectante; no hay tiempo para aburrise.  La estrucutra narrativa de la historia, que mezcla el pasado con el presente de forma atinadísima, es lo que genera esa permanente atención.  Esto, acompañado de unos diálogos acelerados y brillantes,  soberbiamente trabajados por Aaron Sorkin El ala oeste de la Casa Blanca– completan dos horas intensas. Cine Puro.

Una conversación entre los dos protagonistas –Jesse Eisenberg y Andrew Garfield– revela otra paradoja: Facebook nacería como un sitio único y exclusivo. Tanto han cambiado las cosas que ahora cualquier persona con acceso a Internet puede crear un perfil. Actualmente, se puede leer, incluso, su código fuente.

Fincher mantiene la cámara fija hacia Zuckerberg. Es la última escena. El protagonista se ha vuelto popular pero, paradójicamente, sin un solo amigo. Intenta, en un escape desesperado de ese solitario mundo, reconciliarse con su ex novia Erica, enviándole una invitación de amistad. Erica no le acepta. Finaliza La Red Social. Al creador de Facebook le niegan solicitudes. Otra paradoja.

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s